Editorial

Mientras cerrábamos el número 47 de Ecología Política, en Barcelona estallaban las protestas por el desalojo de Can Vies, un centro social okupado de gran raigambre en el barrio de Sants. En Estambul se conmemoraba el aniversario de la ocupación del parque Gezi y 25.000 policías invadían la ciudad, intentando contener las manifestaciones. En Salónica en Grecia, se ganaba un referéndum en contra de la privatización de los servicios de agua. En Brasil, las protestas y las huelgas de transporte amenazaban la celebración del Mundial de fútbol. Y en Berlín, los activistas celebraban la victoria en el referéndum ciudadano sobre el destino del espacio ocupado por el antiguo aeropuerto de Tempelhof, cuyo resultado fue mantenerlo como parque público.

En todos estos ejemplos de conflictos urbanos encontramos imbricados aspectos ambientales y sociales. Más que nunca, las ciudades son hoy el escenario donde se dirimen conflictos de carácter socioambiental, vinculados al metabolismo de los recursos naturales, pero también a la gestión del espacio urbano. Hace un siglo, apenas unas decenas de ciudades superaban el millón de habitantes. Hoy ya son cientos de ellas, y desde 2008, más de la mitad de la población mundial reside en espacios urbanos. Es necesario, por tanto, abordar diversas temáticas relacionadas con la ecología política urbana, desde el rol de las okupaciones a la crítica al concepto de “Smart City”, pasando por el análisis de los huertos urbanos comunitarios, la justicia ambiental en la renovación y embellecimiento de los barrios, o el análisis del dominio de la ciudad por parte del automóvil privado.  No es esta la primera vez que Ecología Política se ocupa de temas urbanos y de la historia del urbanismo, elogiando las aportaciones hace cien años de Patrick Geddes y Lewis Mumford, y criticando a los corbusieristas. La ecología política urbana ha avanzado mucho como muestran las aportaciones, entre otras, de  Gualter Barbas Baptista, Ivan Murray, Hug March, Ramon Ribera-Fumaz, Claudio Cattaneo, Nuria Ferrer, Fernando Prats, María Fernanda Soliz, Francisco Astudillo, Michael Lukas, Maria Christina Fragkou, Fabio Angeoletto, Verónica Hendel, Robert Hall, Carlos Egio, Alfred Burballá, Germán Andrés Quimbayo y Joan Ramon Ostos. Además, incluimos sendas entrevistas a Isabelle Anguelovski, investigadora en Justicia Ambiental recientemente premiada, y a Alfonso Sanz, experto en urbanismo y movilidad.

La revista está estructurada, como es habitual, en artículos de opinión, artículos breves y artículos en profundidad, incorporando visiones de diferentes partes del mundo entre las cuales  España y Sudamérica. Completan la revista el apartado de redes de resistencia, webs y libros recomendados, además de un texto sobre referentes ambientales, en esta ocasión dedicado a Erik Swyngedouw.

Como en el número anterior, volvemos a contar con un editor invitado. Se trata de Santiago Gorostiza, licenciado en Historia y en Ciencias Ambientales por la Universitat Autònoma de Barcelona, y miembro de la Red Europea de Ecología Política (proyecto europeo ENTITLE, www.politicalecology.eu). Santiago Gorostiza ha investigado la gestión del agua en Barcelona y Madrid durante la Guerra Civil española (1936-1939) y actualmente realiza su doctorado en el Centro de Estudos Sociais de la Universidade de Coimbra (Portugal), donde estudia los conflictos socioambientales durante las primeras décadas de la dictadura franquista.

El tema central del próximo número de Ecología Política será la geografía y el mapeo de los conflictos ambientalesy se publicará en diciembre de 2014 contando con aportaciones de diversos proyectos de investigación sobre metabolismo social y conflictos ambientales (como EJOLT, www.ejolt.org, www.ejatlas.org). Esperamos vuestras aportaciones. Para cualquier duda sobre el plazo para enviar artículos o las condiciones de envío podéis visitar la web de la revista www.ecologiapolitica.info y/o contactar con el secretariado de la revista, a través del correo electrónico artículos@ecologiapolitica.info

Descargar artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *