Ecología o catástrofe. La vida de Murray Bookchin

  • Ecología o catástrofe. La vida de Murray Bookchin
  • Autora: Janet Biehl
  • Año: 2017
  • Editorial: Virus, Barcelona
  • ISBN: 978-84-92559-77-0
  • Páginas: 663

Crítica del libro: Francisco Javier Velasco Páez*

Palabras clave: comunalismo, confederalismo, ecología social, socialismo libertario

 

Murray Bookchin, fundador de la ecología social y uno de los precursores del movimiento ecologista, fue un activista éticamente comprometido y un teórico fecundo e imaginativo, con una vasta producción de libros y artículos sobre historia, evolución, política, filosofía, temas urbanísticos y ecología. Su fascinante historia ha sido rememorada en una visión de conjunto por Janet Biehl en Ecología o catástrofe, un libro de amena lectura que combina el ensayo riguroso con el testimonio y la celebración de una vivencia afectiva. Se trata de una narración de rasgos novelescos, que con frecuencia transgrede las exigencias del relato académico y nos transporta a un apasionante periplo. Editora de Bookchin, colaboradora, compañera de vida y legataria activa, Biehl asume una tarea nada fácil al escribir esta obra, dada la diversidad y amplitud de propósitos y experiencias que marcaron la impetuosa vida de este eminente estadounidense. También es muy meritorio su esfuerzo para dar cohesión y precisión a una constelación dispersa de informaciones provenientes de diversas fuentes, documentos y testimonios, así como su disposición a incluir en el texto las principales críticas que se han formulado al trabajo de Bookchin. Janet Biehl da cuenta de la trayectoria de este notable personaje en una biografía concienzuda escrita con cercanía, y elabora con brío un retrato histórico en el que va insertando los ambientes sociales, la atmósfera ideológica y las dinámicas de los grupos que tuvieron a Murray Bookchin como activista. A medida que avanza el texto, la autora reproduce y comenta fragmentos de las distintas obras de su colega y camarada.

 

Con una docena de capítulos, el texto también puede dividirse cronológicamente en varias secciones para su comprensión. En la primera nos adentramos en su historia familiar, su afiliación a grupos políticos de izquierda y su formación de calle. Por esta vía nos enteramos de cómo Murray Bookchin, nacido en 1921, se crio en El Bronx en el seno de una familia obrera comunista de origen ruso. La pobreza y una temprana orfandad lo llevaron a desenvolverse por su cuenta en la calle. Se incorporó a la Liga de Jóvenes Comunistas. A partir de 1936 participó activamente desde Nueva York en el apoyo al bando republicano de la guerra civil española. Posteriormente militó un tiempo en el trotskismo. Trabajó como asalariado en una fundición y en la empresa General Motors, en la que se convirtió en líder obrero. Los años de acción sindical marcaron su formación autodidacta.

Otra parte del libro de Biehl la constituyen el relato y el análisis de lo ocurrido a lo largo de los años cincuenta, sesenta y setenta, período en el que Bookchin dio inicio a su obra escrita, se dio a conocer como conferencista y estableció relaciones intensas con personajes como Josef Weber y Alan Hoffman. El recuento refiere también las peripecias de sus compañeros y amistades cercanas. A ello se agregan las circunstancias y acciones involucradas en la creación y despliegue de múltiples organizaciones y proyectos. Por último aparece el lapso que abarca desde los años ochenta hasta su fallecimiento. Aquí Janet Biehl, con acento más personal, se explaya en asuntos relativos a su encuentro y unión con Murray Bookchin, y da cuenta de sus padecimientos, preocupaciones y desencantos generados en torno a las dificultades que identificaba en el camino hacia una trasformación ecosocial radical.

Biehl nos habla de un personaje seductor y controversial, cuyo agitado recorrido intelectual estuvo marcado por varias escisiones que progresivamente condujeron al surgimiento de un movimiento ecologista de izquierda. La primera ruptura implicó su distanciamiento del comunismo en la década de 1930. En esa época Bookchin formuló una crítica al marxismo, al que consideraba centrado en una visión economicista. Luego de su tránsito por el trotskismo entre 1939 y 1946, se acercó al anarquismo. Para ese entonces ya había dejado de creer en el ámbito de desempeño del proletariado industrial como el lugar privilegiado para generar la transformación social y su atención se dirigía progresivamente hacia la comunidad y los ciudadanos con un horizonte más comprensivo. En los años cincuenta comenzó a interesarse en el tema ecológico y a principios de los sesenta publicó Our Synthetic Environment, texto pionero sobre la crisis ambiental, aunque poco conocido. Otras de sus publicaciones de esa época fueron Crisis in our Cities (1965), Ecology and Revolutionary Thought (1964) y Towards a Liberatory Technology (1965). En 1971 publicó Post-Scarcity and Anarchism, uno de sus principales escritos. Durante esas dos décadas militó en movimientos pacifistas y por los derechos civiles, y formuló planteamientos avanzados para su tiempo sobre la agricultura industrial y el cambio climático. En 1974 participó en la fundación del Instituto para la Ecología Social de Vermont, y se ocupó de su dirección. Además asumió responsabilidades académicas en el Ramapo College de Nueva Jersey, donde trabajó como profesor de Teoría Social.

En 1982 publicó su obra magna, The Ecology of Freedom: The Emergence and Dissolution of Hierarchy (“La ecología de la libertad: la emergencia y disolución de las jerarquías”). En esta síntesis de antropología, ecología, filosofía y teoría política, sostiene que la crisis ambiental contemporánea se origina en el hecho de que las sociedades modernas están basadas en las jerarquías y la dominación de la naturaleza por parte de los seres humanos, que deriva de la dominación que tiene lugar en la propia sociedad. Para superar esta contradicción entre imposición y libertad, las sociedades deben transformarse y redefinirse sobre la base de un modo de democracia directa inspirado en principios prevalecientes en la naturaleza, como la cooperación, la espontaneidad, la ayuda mutua, la simbiosis y el comportamiento emergente. Su segunda gran obra fue The Rise of Urbanization and the Decline of Citizenship, publicada en 1986 y reeditada como Urbanization Without Cities (1992) y From Urbanization to Cities (1995). En ella relata la historia de la autogestión cívica, la democracia cara a cara y el confederalismo en la tradición democrática de Occidente, y propone una municipalización de la economía como una manera de hacer frente al actual sistema capitalista corporativo. Algunos de estos planteamientos también fueron expuestos en The Modern Crisis (1986).

Durante la década de 1980 desarrolló una crítica corrosiva tanto del biocentrismo de la corriente de la ecología profunda como del ecoterrorismo. Biehl destaca que fueron años de debate incisivo y trepidante. También adelanta el esbozo de un modelo de sociedad poscapitalista a manera de una inspiración para pensar cómo podría funcionar un socialismo libertario. Al fundar el movimiento de ecología social, Murray Bookchin insistió en el hecho de que las problemáticas sociales y las ecológicas están en interrelación y avizoró el surgimiento de una sociedad libre basada en la descentralización, las asambleas populares de ciudadanos, una economía y unas tecnologías a escala humana y en armonía con la naturaleza. Publicó The Philosophy of Social Ecology en 1990. En 1992 dio inicio a su inmensa historia de los movimientos populares revolucionarios The Third Revolution (culminada en 2003), publicada en cuatro volúmenes. En 1996 escribió una crítica del posmodernismo, la misantropía y el antihumanismo titulada Re-enchanting Humanity: A Defense of the Human Spirit Against Anti-humanism, Misanthropy, Mysticism, and Primitivism. En esos años se retiró de la política y a finales del decenio rompió con el anarquismo al rechazar el nihilismo que en su opinión había minado a esa corriente. Desde entonces hasta su muerte ocurrida en 2006, se adscribió al comunalismo, una perspectiva en evolución que se propone alcanzar la “comuna de comunas” como alternativa de democracia directa y confederativa frente al Estado y a una sociedad crecientemente burocratizada y centralizada.

Los valores visionarios y utopistas de Murray Bookchin, puestos de relieve por la autora de este texto, han inspirado a varias generaciones de activistas en diferentes latitudes y han sido referencia para movimientos tales como el de justicia global que emergió en las protestas de Seattle en 1999. Más recientemente destaca con mucha fuerza la revolución que lleva a cabo el pueblo kurdo de Rojava, al norte de Siria, proceso con el cual colabora la propia Janet Biehl y que, en medio de una cruenta guerra civil y de grandes dificultades, ha realizado notables avances en materia de democracia directa, economía cooperativa, ecologismo, feminismo y confederalismo democrático.

Ecología y catástrofe es a la vez la biografía de un gran pensador y la continuación de un llamado a la convergencia de las luchas ecológicas y sociales. Es un texto de lectura ineludible para los ecologistas, los activistas políticos y cualquiera que se preocupe por los gravísimos y crecientes problemas de la crisis ambiental global que entronca con la crisis civilizatoria de nuestros días. De él podemos extraer importantes elementos de análisis y propuestas de cohesión para buscar salidas a la acelerada y apocalíptica degradación planetaria contemporánea.

* Escuela Venezolana de Planificación y Universidad Central de Venezuela. E-mail: wanadi9999@yahoo.es. Twitter: @moebius9999.

Descargar artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *