Mitigación del cambio climático en Felipe Carrillo Puerto, México: Expectativas y divisiones por el territorio

David Tobasura Morales*

Palabras clave: REDD+, bosques, manejo del territorio, discursos

 

La Estrategia de Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación de los bosques (REDD+) promueve en los países en desarrollo el manejo sostenible y la conservación de los recursos forestales para aumentar y preservar la captura de carbono de los bosques (UN-REDD, 2015). Con una década de historia desde su inclusión en la Conferencia de las Partes de 2007 en Bali, Indonesia, la estrategia se ha implementado especialmente en países tropicales a partir de un mecanismo de gobernanza multiescalar con una participación central de grandes ONG internacionales en su promoción como nueva tendencia de conservación (Redford et al., 2013). La territorialización de REDD+ ha incidido en las dinámicas comunitarias de los pueblos dependientes de los bosques debido principalmente a los cambios que promueve en las condiciones de propiedad, acceso y uso de los bosques.[1] Incluso se ha asociado la implementación de proyectos REDD+ con procesos de acaparamiento verde, como el descrito por Carmody y Taylor (2016) en Uganda.

En México los efectos de la territorialización de REDD+ en proyectos locales están ligados a dos particularidades: 1) entre el 50 y 70 % de los bosques mexicanos son propiedad colectiva bajo la forma de comunidades agrarias y ejidos[2] (Antinori y Bray, 2005); 2) un modelo de conservación particular vinculado al corporativismo mexicano en el que la implementación de tendencias de conservación globales como el ecoturismo, las áreas naturales protegidas y los pagos por servicios ambientales (PSA) se ha asociado a un aumento del control de recursos por el Estado y a una expansión de su aparato institucional a través de medidas asistenciales ligadas a la conservación (McAffe y Shapiro, 2010). En este sentido, la implementación de REDD+ en México esta mediada por los intereses de las instituciones públicas, las dinámicas organizativas comunitarias y su interacción con los bosques, así como por la incidencia externa de grandes ONG.

 La revista Ecología Política se publica gracias al apoyo de sus suscriptores. Pasado un año desde su publicación, los contenidos pasan a ser de libre acceso. Para seguir leyendo suscríbete o compra el artículo en pdf.

Comprar artículo Suscríbete

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *