La interpretación empresarial del Antropoceno

Maritza Islas Vargas*

Palabras clave: Antropoceno, corporaciones, consumo, tecnología, negacionismo

 

Introducción

Aunque las primeras definiciones del Antropoceno se remontan a 1873 (Stoppani, 1873), la idea de que la intervención humana en la naturaleza puede ser factor de alteración geológica se reavivó por el trabajo del premio Nobel de química Paul J. Crutzen (2002), origen de un amplio debate que ha trascendido los límites de la geología. Diversos actores se han incorporado a la disputa por asignarle significado y solución al problema descrito. A los científicos que discuten sobre la validez o la periodicidad del fenómeno, se les suman movimientos ambientalistas y apologistas de corporaciones que, con base a sus intereses, asignan contenido y uso al concepto de Antropoceno. Así trasladan la polémica de la esfera científica al ámbito político, en el que el predominio de una definición sobre otra depende en gran medida de las relaciones sociales de poder y desigualdad en las que los actores se desenvuelven.

En este contexto, y sin olvidar el control oligopólico de las corporaciones sobre los flujos de energía y materia globales ni su influencia en la toma de decisiones, el artículo se centrará en la interpretación empresarial del Antropoceno y en la variedad de soluciones que ofrece.

 La revista Ecología Política se publica gracias al apoyo de sus suscriptores. Pasado un año desde su publicación, los contenidos pasan a ser de libre acceso. Para seguir leyendo suscríbete o compra el artículo en pdf.

Comprar artículo Suscríbete

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *