En la espiral de la energía

  • En la espiral de la energíaCRITICA DE LIBROS-LUIS-portada vol 2 CRITICA DE LIBROS - LUIS -portada vol 1
  • Autores: Ramón Fernández Durán y Luis González Reyes
  • Editorial: Libros en Acción y Baladre
  • Año: 2014
  • Idioma: Castellano
  • 944 pp.
  • Crítica del libro: Luis González Reyes

“Formas de habitar, economías, sistemas políticos, tipos de trabajos, demografía, luchas sociales, tecnologías, sistemas de valores, maneras de relacionarse con el entorno… ¿cómo han interaccionado a lo largo de la historia?, ¿tiene su discurrir forma de espiral?, ¿qué papel ha tenido la cantidad y cualidad de la energía disponible en su evolución?, ¿cuál va a ser su evolución futura?”

 

En la espiral de la energía recorre la historia de la humanidad desde su origen y termina haciendo una proyección de cual puede ser la evolución futura. En cada uno de los capítulos, abordamos los siguientes temas: i) el sistema económico, incluyendo en él los trabajos que lo sostienen y el metabolismo sobre el que se estructura; ii) las formas de organización social a nivel político, entre las que destaca el Estado; iii) las agrupaciones sociales, repasando la historia de la ciudad; iv) el sistema cultural y cómo se construye; v) las luchas entre grupos sociales que defienden articulaciones basadas en la dominación y los que apuestan por los modelos igualitarios y sostenibles (con toda la complejidad de visiones intermedias); vi) la relación del ser humano con el entorno; y vii) la cantidad, calidad y tipo de energía disponible, haciendo especial incidencia en el papel de la tecnología. Ninguno de estos factores es independiente y su evolución se realiza a la par, aunque esta dinámica no ha sido necesariamente armoniosa a lo largo del tiempo.

En esta evolución ponemos el foco en el papel que ha tenido la energía y, en general, los condicionantes ambientales, como los recursos y el clima. Sostenemos que no es posible explicar la historia de la humanidad sin tener en cuenta el entorno en el que se ha desarrollado. Este factor ha sido determinante, y lo será más aún en el futuro. Es un elemento que ha sido habitualmente subestimado y que nos esforzamos por rescatar. Sin embargo, que el entorno, y más en concreto la energía, hayan condicionado la historia de la humanidad no quiere decir que la hayan determinado, pues las decisiones últimas sobre el orden social y económico son humanas. Además, para entender la historia de la humanidad y su proyección futura no basta, ni mucho menos, con entender los condicionantes ambientales, sino que es necesario tener una visión compleja y holística.Uno de los problemas para afrontar la Crisis Global contemporánea y para entender la historia es nuestra incapacidad para comprenderla en su globalidad y en sus raíces. No necesitamos conocimientos fraccionados, sino totalizadores. Por ello hemos abordado, bajo el prisma de la historia, distintas disciplinas como la economía, la ecología, la sociología, la física, la química, la filosofía, la politología, el urbanismo, la psicología, la demografía, la geología o la ingeniería. Creemos que los aprendizajes importantes en este tiempo histórico están en las fronteras entre los distintos saberes. Además, hemos recurrido extensivamente a explicaciones multicausales, en las que causas y consecuencias se han entrelazado.

El libro tiene dos tomos. El primero analiza el pasado de la humanidad. Durante el grueso de su existencia, el ser humano ha vivido con un metabolismo forrajero. El primer gran salto se produjo con la Revolución Agraria. Pero, a pesar de los cambios cualitativos que conllevó, la mayoría de la humanidad siguió organizándose de forma más o menos igualitaria. El siguiente gran paso energético acompañó a un fuerte cambio civilizatorio: junto a la aparición de la guerra, los Estados y del patriarcado, el ser humano aprendió a explotar el trabajo de otras personas y de otros animales. Esta nueva civilización dominadora terminó desarrollando el capitalismo en una de sus regiones periféricas. El último salto energético fue la Revolución Industrial, en la cual se conjugaron los combustibles fósiles con potentes máquinas. Esto permitió al capitalismo conquistar el mundo, modificar profundamente las sociedades y desequilibrar la biosfera. El proceso alcanzó su cénit con la era del petróleo.

En esta mirada retrospectiva no exponemos sólo cómo fue la evolución de la humanidad, sino que intentamos responder a los motivos que produjeron los grandes cambios. Así nos preguntamos: ¿qué impulsó a determinadas sociedades a pasarse a la agricultura?, ¿por qué surgieron el Estado, la guerra y el patriarcado?, ¿cuáles fueron las razones para que el capitalismo surgiese en Europa y no en China?, ¿hubo grandes ciclos dentro de los Estados agrarios?, ¿y dentro del capitalismo?, o ¿por qué unas civilizaciones colapsaron y otras no?

El segundo tomo analiza la Crisis Global. Aborda la Gran Recesión económica y la crisis de hegemonía estadounidense. Pero se detiene especialmente en los factores que, a nuestro juicio, están marcando de forma profunda la situación actual: el fin de la energía abundante, versátil y barata; la dificultad creciente de acceso a muchos materiales; el cambio climático; y la quiebra de las bases de la reproducción social. Estamos viviendo un gran salto energético pero, a diferencia de los pretéritos, en este caso es hacia una menor disponibilidad energética. Esto está conllevando, inevitablemente, que el capitalismo global, así como la civilización que le acompaña, estén colapsando.

Así nos hacemos más preguntas como: ¿hay alternativa energética a los combustibles fósiles?, ¿pueden la tecnología o los movimientos sociales evitar el colapso?, ¿son suficientes los elementos de resistencia que tiene el capitalismo para perpetuarse?

A partir de ese punto, realizamos un ejercicio de política-ficción, asentado sobre bases lo más reales posibles, en el que proyectamos cómo pueden evolucionar los sistemas económicos; las formas de organización social; la demografía y las ciudades; la cultura y el conocimiento; las movilizaciones sociales; la relación del ser humano con el entorno; y la cantidad, calidad y tipo de energía disponible. Creemos que es preciso imaginar el futuro, por duro que sea, para poder encararlo con más posibilidades de éxito emancipador. Consideramos que necesitamos tener una visión de medio y largo plazo para poder elaborar estrategias exitosas.

Además, en este segundo tomo se condensa el análisis de todo el libro en dos teorías sobre qué mueve a las personas y cómo es la evolución social. El análisis arroja una visión cíclica de la historia en la que, fruto del aumento de la complejidad social, se han ido repitiendo colapsos, crisis y saltos adelante. Estos ciclos tienen forma de espiral: la humanidad vuelve a pasar por etapas similares, pero en contextos y formatos distintos.

Finalmente, el objetivo de este libro es comprender mejor elementos sustanciales de la historia de la humanidad y del futuro que creemos más probable. La idea es que estos aprendizajes nos ayuden a que la proyección del futuro que hacemos no llegue a materializarse y seamos capaces de construir sociedades justas, democráticas y sostenibles en este tiempo de cambio civilizatorio que estamos viviendo. En definitiva, es una invitación al diálogo colectivo para buscar y construir nuevas estrategias e iniciativas.

Descargar artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *