Ecologías políticas feministas: perspectivas situadas y abordajes emergentes

Rebecca Elmhirst*

Traducido por Marien González Hidalgo

Palabras clave: ecología política feminista, género, poshumanismo, comunes, descolonización

 

Resumen

Este artículo reflexiona sobre el desarrollo de la ecología política feminista, un campo de investigación y praxis que ofrece diferentes aproximaciones teóricas acerca de las relaciones sociales de poder asociadas con la naturaleza, la cultura y la economía, con un compromiso con epistemologías, métodos y valores feministas. A partir de una pequeña selección ilustrativa de artículos de investigación, presento un comentario situado y conscientemente parcial sobre las contribuciones anglófonas que han resonado en mi propia práctica de investigación, enseñanza y vida cotidiana. Considero cuatro áreas de desarrollo relacionadas de la ecología política feminista: primero, las dinámicas de género en el acceso y despojo de recursos; segundo, los debates en torno al poshumanismo, los cuerpos y la materia; tercero, las consideraciones académicas y activistas acerca de la suficiencia, los comunes y una ética de cuidado feminista, y finalmente, los esfuerzos recientes para desarrollar una ecología política feminista decolonial. Mi objetivo es mostrar los tipos de preguntas y preocupaciones que plantea cada uno de estos hilos, considerados como plataformas para continuar el debate crítico.

Introducción

La ecología política feminista (EPF) se ha convertido en un campo expansivo y abierto que abarca diversas teorizaciones acerca de las relaciones sociales de poder asociadas con la naturaleza, la cultura y la economía. Aunque la EPF comprende una diversidad de enfoques y materias, existe un compromiso compartido (aunque a menudo implícito) con la epistemología, los métodos y los valores feministas: la EPF identifica y desafía concepciones y prácticas masculinas dominantes de conocimiento y autoridad, al tiempo que se enfatizan formas de investigación y práctica que empoderan y promueven la transformación social y ecológica para las mujeres y otros grupos marginados. Los esfuerzos recientes para mapear el terreno de la ecología política feminista, y los debates que los han seguido, muestran los conocimientos que esta aborda. Como ecóloga política feminista y académica anglófona que escribe desde la perspectiva de los estudios críticos de desarrollo, mis revisiones de literatura han enfatizado el trabajo que en la EPF se relaciona con debates empíricos sobre el despojo, el acceso a los recursos y su control en contextos globales del Sur (véase, por ejemplo, Elmhirst, 2015) y, por lo tanto, reflejan mi compromiso con redes transnacionales específicas de pensamiento y práctica en la EPF. Otras académicas abordan la ecología política feminista con posiciones un tanto diferentes, como se comprueba, por ejemplo, en la colección editada por Wendy Harcourt e Ingrid Nelson, que ponen mayor énfasis en la EPF como “un proceso de hacer el ecologismo, justicia y feminismo de manera diferente”, e incluyen abordajes de las ecologías queer y poshumanistas (Harcourt y Nelson, 2015: 9). Además, las contribuciones académicas que buscan explícitamente descolonizar la academia y desafiar las hegemonías de las prácticas de conocimiento y política blancas, anglófonas, coloniales y occidentales (Sundberg, 2014) han abierto posibilidades más radicales para interactuar con otras cosmovisiones y otras formas de saber, lo que trae otros tipos de redes de pensamiento y práctica en la conversación con la EPF.

 La revista Ecología Política se publica gracias al apoyo de sus suscriptores. Pasado un año desde su publicación, los contenidos pasan a ser de libre acceso. Para seguir leyendo suscríbete o compra el artículo en pdf.

Comprar artículo Suscríbete

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *