Turismo y caciquismo hotelero en las Baleares. La publicación Tot Inclòs y la quiebra del consenso social

Antoni Pallicer Mateu* y Macià Blázquez Salom**

 

El origen de Tot Inclòs. Monocultivo turístico balear

La especialización turística de las islas Baleares es casi absoluta. Un sector que empezó su andadura a finales de los años 1950 aupado por el franquismo y las instituciones internacionales como el Banco Mundial (Buades, 2014; Murray, 2015). Desde sus inicios, el turismo se vendió como el maná sagrado que sacaría a los isleños de su “atraso” económico y cultural. Una estrategia que el capital siempre ha utilizado para chantajear al conjunto de la sociedad e incluso para impugnar a gobiernos que no sean obedientes (Blázquez, 2012). El “tótem intocable” del turismo siempre ha gozado de buena prensa o, por decirlo en términos gramscianos, el discurso hegemónico del consenso social se ha construido en torno a la cuestión turística.

El año 2014, llegaron a las islas Baleares (un archipiélago de 5.000 km2) 13,5 millones de turistas. El PIB turístico representó el 45%, y 150.346 personas trabajaron directamente en el sector (Exceltur, 2014). Además, ese mismo año se empezaba a hablar del inicio del boom del alquiler vacacional, con una oferta de más de cincuenta mil residencias, la mayor parte al margen de la ley. En un contexto de supuesta “recuperación” económica, tras los años de la gran recesión y de las medidas de choque impuestas por la “Troika” y los gobiernos español y balear, salió a la luz el primer número del monográfico en papel Tot Inclòs. Danys i conseqüències del turisme a les nostres illes.[1] Esta primera edición fue realizada por un grupo de trabajo de la Coordinadora Llibertària de Mallorca, con la intención de romper el consenso social creado en torno al turismo.

La revista Ecología Política se publica gracias al apoyo de sus suscriptores. Pasado un año desde su publicación, los contenidos pasan a ser de libre acceso. Para seguir leyendo suscríbete o compra el artículo en pdf.

Comprar artículo Suscríbete

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *