Megaproyectos turísticos y ecoturísticos, del despojo al cercamiento de bienes comunes de comunidades rurales en México

Megaproyectos turísticos y ecoturísticos, del despojo al cercamiento de bienes comunes de comunidades rurales en México [1]

Lirio Azahalia González Luna* y Rosalía Vázquez Toriz**

Palabras clave: Ecoturismo, megaproyectos, bienes comunes, México

 

El turismo en expansión, megaproyectos turísticos

Una de las fuerzas mundiales del avance del capital ha sido el turismo, cuya demanda se sumó a la expansión de la “tercerización” de las economías; las inversiones fluyeron para adecuar infraestructura que penetró en territorios otrora no capitalistas. Con la infraestructura creada se apuntaló la nueva apropiación, asentada en territorios de comunidades rurales con la promesa de generar empleo a cambio de aceptar el “desarrollo turístico”, y que más bien se convirtió en un nuevo modo de discriminación y colonización. Desplazadas estas por la tecnificación laboral o expoliadas de sus territorios por así convenir a “los intereses nacionales”, el aparato institucional del Estado va encaminando un modelo turístico afín a la reproducción de la ganancia, tal como ocurrió con la población de Santa María Huatulco, que dio paso al centro turístico “Bahías de Huatulco” en el estado de Oaxaca, México.

Las políticas gubernamentales mexicanas de fomento del turismo, organizadas desde la posguerra, después de la década de los cincuenta, consideraron el mercado a través del crecimiento económico. Con la demanda turística, la promoción de inversiones financieras (DPI) avanzó espacialmente reproduciendo la desigualdad centro-periferia: las regiones subdesarrolladas ofrecían sus ventajas competitivas a través de sus destinos, mientras que los flujos de capitales financieros buscaban acomodo para asentar sus inversiones y fomentar nuevos mercados para la demanda creciente de viajeros.


La revista Ecología Política se publica gracias al apoyo de sus suscriptores. Pasado un año desde su publicación, los contenidos pasan a ser de libre acceso. Para seguir leyendo, SUSCRÍBETE.